La diputada Donda nos ha comparado con La Cámpora demostrando, al menos, confusión en su interpretación de la historia reciente y de la política actúal. Basta recordar que la Coordinadora se conformó y militó contra dicataduras militares con un gran esfuezo y riesgo para sus militantes.

Ya todos sabemos como “milita” la agrupación que honra la presidente bimestral. Nosotros aportamos orgullosamente a la consolidación de la democracia y, aun con errores, seguimos bregando por la tolerancia, la libertad y la justicia. Dudo que muchos militantes de la Cámpora sigan en la actividad política cuando terminen sus onerosos contratos.

El juego de diferencias podría continual. Solo quiero recordar a los compañeros que integran el FAP que sean más cuidadosos con su dichos. Muchos de nosotros estamos en una misma construcción.

Categorias: Notas de Opinión

Una Respuesta so far.

  1. Mario Moretti (Pte. Seccional 5°) dice:

    Exacto. Es una diferencia sustancial de origen entre peronismo y radicalismo en general. El primero construye militancia y adhesión desde el vértice del poder y con sus recursos (estatales, corporativos gremiales, etc., nuestro partido lo hace a partir de un esfuerzo mayormente de base ciudadana.

Deja tu Comentario