Las mujeres radicales del Departamento Rosario instamos a los legisladores y legisladoras a votar a favor del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo.

El aborto existió y existirá siempre, y la lucha de miles de mujeres durante años logró que la problemática se jerarquizara en la agenda pública como un problema de salud pública, como un problema de equidad de género y como un problema de equidad social. Hoy ustedes tienen la oportunidad, y aún más la responsabilidad, de conceder a la mujer el carácter pleno de sujeto de derechos.

La Convención Nacional de la Unión Cívica Radical dio apoyo y viabilidad al proyecto, entendiendo que el lema que cruza transversalmente las ideas políticas y las visiones puntuales: “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”, no implica la promoción lisa y llana de la interrupción de los embarazos, sino el acceso a las diferentes herramientas que debe tener a disposición la mujer del siglo XXI para ejercer sus derechos, cuidar su integridad y desarrollarse sin quedar sujeta a convencionalismos y legislaciones desfasadas en el tiempo.

La naturaleza de la discusión transita y pone en tensión los tres pilares básicos que constituyen el ideario radical como lo son la vida, la libertad y la igualdad, y dicha tensión debe ser atravesada con argumentaciones informadas que potencien la actualización y vigencia de dichos pilares del ideario radical.

El Congreso Nacional ya ha avalado la interrupción temprana del embarazo bajo algunas causales, y la causal salud debe ser entendida en términos amplios, tal como dicta la Organización Mundial de la Salud, que habla de la salud desde el aspecto no solo físico, sino biopsicosocial.

Como lo demuestra la realidad, la criminalización ha fracasado. No ha tenido efecto preventivo, no ha tenido efecto disuasorio y ha producido un fuerte impacto en la salud de las personas de menores recursos. Sobre esa base tenemos que atender de qué modo encaramos la cuestión y tomamos la decisión.

Para los que creemos que ha llegado el momento de conceder a la mujer el carácter pleno de sujeto de derechos entendemos que criminalizar el aborto temprano, obligarla a continuar este embarazo contra su voluntad viola varios derechos: la cuestión atinente a la inviolabilidad y la intimidad. Nadie puede utilizar su cuerpo como instrumento para una finalidad. La autonomía, la posibilidad de establecer su propio plan de vida. El derecho de la mujer de ser madre o no ser madre.

Hoy estamos ante un debate que si bien es complejo los interpela como legisladores y legisladoras, no como personas individuales. Es por eso que les pedimos que apoyen esta iniciativa, que salven la vida de miles de mujeres, que den un paso hacia el futuro y pasen a formar parte de la Historia como héroes y heroínas.

Categorias: Destacadas

Comments are closed.