Quiero manifestar mi más enérgico rechazo a la expresión emitida por Luis Barrionuevo en el programa “A dos voces”, que a manera de amenaza planteo que los que atacaron a los sindicatos terminaron mal, haciendo referencia a gobiernos de la democracia, que debieron ser respetados y ante esta expresión hay una aceptación que no lo fueran.-

Los Sindicatos y los trabajadores que los integramos no estamos para voltear gobiernos y debemos ser respetuosos y defensores del orden democrático, lo que al mismo tiempo no implica que dejemos de cumplir nuestra misión fundamental que es la defensa de los derechos de nuestros trabajadores, pero siempre dentro del marco que nos fija la ley.

Por otro lado quiero expresar también, está claro que alguna de la dirigencia sindical, de manera manifiesta a lo largo de los años, sobre todo en los planos macro, han sido todo lo contrario a lo que deberían ser, cumpliendo roles más ligados al enriquecimiento, el negocio personal, la corrupción, y abandonando su compromiso con la función, sobre los cuales ojalá avancen de acuerdo a la ley, los estrados que correspondan para sacar las manzanas podridas, pero también no puedo dejar de manifestar que no todos somos iguales, y que hay muchas militancias sindicales comprometidas con sus responsabilidades, con la defensa del trabajador y honestas.-

Hoy se observa una campaña de algunos medios de comunicación, que vienen instalando la demonización de todo lo sindical, por la manera que lo plantean hacia la sociedad al mensaje, y que se prestan sectores de la política, en un ánimo destructivo, que lo único que persiguen entiendo como fin, es la pérdida de fuerza del sector trabajador, para el avance sin obstáculos sobre nuestros derechos de los sectores del poder económico, siendo que parte de ellos también con sus acciones, enriquecimiento y corrupción son tan repudiables como esos sindicalistas traidores a la causa de los trabajadores, haciendo producir a veces en la sociedad el rechazo a la actividad sindical. Que seguro deberán limpiarse y mejorarse los sectores sindicales en procesos similares a los que deberían darse en distintos sectores de la política, el empresariado, periodismo, etc, pero que no debe olvidar nuestra sociedad que si no existiera la agremiación, si no existieran los sindicatos, muchas de las realidades laborales que hoy tenemos como trabajadores argentinos no estarían, ya que todo ese conjunto de derechos surgieron de los trabajadores agrupados en gremios que a lo largo de muchos años, mártires y lucha, los consiguieron.-

Javier Varetto

Secretario General

ORGANIZACIÓN DE TRABAJADORES RADICALES

Categorias: Destacadas, OTR

Deja tu Comentario