La ley de parto humanizado Nº 25.929 (sancionada en 2004 y reglamentada recién en 2015), que promueve el respeto a la familia y que se la acompañe en la toma de decisiones de manera segura e informada, tiene un cumplimiento bajo en el país. La extrema patologización del parto y la violencia obstétrica aún son una constante.

NO A LA VIOLENCIA OBSTÉTRICA

Categorias: Actividades, Destacadas

Deja tu Comentario